QWERTY

176. ¿Cómo afecta el SARS-CoV-2 a las embarazadas y al feto?

Existen pocos datos durante el embarazo, pero se extrapola el posible efecto del SARS-CoV-2 de los datos existentes de infección por otros coronavirus (SARS-CoV y MERS-CoV). No se demostró transmisión de madre a hijo en ningún caso (265). No hay estudios de SARS-CoV-2 en embarazadas en 1º y 2º trimestre. Hay un estudio de SARS-CoV-2 en 3º trimestre (n:9) que presentaron neumonía, todas requirieron oxígeno, aunque ninguna presentó una neumonía grave. Todas recibieron una cesárea, cuatro de ellas pretérmino y solo en un caso el recién nacido presentó bajo peso al nacer. Se analizaron las muestras de liquido amniótico, sangre de cordón umbilical, frotis orofaríngeo del recién nacido y leche materna de 6 pacientes para detectar el SARS-COV-2 y todas las pruebas resultaron negativas para el virus lo que sugiere que no se produjeron infecciones fetales intrauterinas (266).

En un estudio en embarazadas de Wuhan (n:118) (267), el 92% tuvieron enfermedad leve (n:109). Un 8% presentó enfermedad grave (n:9), de las cuales 6 que empeoraron tras el parto. No hubo ningún éxitus. Entre todas las mujeres, hubo 3 abortos espontáneos, 4 IVEs, 2 embarazos ectópicos. Un 58% (n:68) tuvieron el parto durante el estudio, se decidió cesárea en el 93% (n:63). Un 21% de los neonatos (n.14) fueron prematuros. Se estudió el SARS CoV-2 en muestra oro faríngea de 8 neonatos y en la leche materna de 3 mujeres sin encontrarlo. Otro estudio en 25 hospitales de China (n:119) (268) encontró: 1 aborto espontáneo en 1º trimestre (n:8 en 1º y principios del 2º trimestre), 21 partos pretérmino (21/99) con 6 partos antes de las 37 semanas (6/99) y un caso de asfixia neonatal con éxitus. Se testaron a 100 neonatos, siendo 86 negativos, pero el artículo no explica cuál es el resultado de las 12 muestras restantes.

Actualmente no hay evidencia de la transmisión vertical (antes, durante o tras el parto por lactancia materna) del SARS-CoV-2 en mujeres que adquieren la infección durante el tercer trimestre de embarazo; aunque se han reportado dos casos. Uno en el caso de un neonato de 40 semanas, hijo de una madre con neumonía y nacido por cesárea, que resultó positivo en una muestra de exudado faríngeo tomada a las 30 horas de vida, estando asintomático (269). El otro caso es de un neonato nacido a las 40 semanas por cesárea cuya madre tenía neumonía con PCR faríngea positiva y fiebre. El neonato tiene PCR faringea positiva a las 36 horas ( negativa en sangre, orina y heces) por lo que la forma de transmisión parece transplacentaria aunque no se puede descartar una ruta transcervical (270).

Aportaciones a la pregunta

Actualizado: 02/05/20