QWERTY

166. ¿Qué sucede en los ancianos?

Las personas de mayor edad y las que tienen patología de base (HTA, DM2, Enf. Respiratorias) (240)(57) tienen más complicaciones. Los estudios muestran que hasta en un 85% de los pacientes que han sido hospitalizados se les ha administrado un tratamiento antiretroviral (oseltamivir, ganciclovir y lopinavir/ritonavir) y hasta en un 90% de los casos antibiótico empírico como muestra la revisión realizada por Lai et al. (242).

La mayor parte de muertes se ha registrado en hombres y en pacientes mayores, siendo 14 días de mediana el periodo de días entre la aparición de los primeros síntomas hasta el fallecimiento (243). Entre los factores de riesgo para desarrollar distrés respiratorio (SDRA), tras presentar neumonía por COVID-19, está la edad. Así se observa en el estudio publicado por Wu et al., donde el grupo de persones que desarrollaron SDRA es mayor al que no presenta SDRA (media de edad de 58,5 años (desviación estándar (DE) de 50-69 años) vs 48,0 años (DE 40.0 a 54.0 años) (244).

Un estudio en Wuhan (n:138) en pacientes a partir de 60 años (edad media:68 años), mostró que tenían más ingresos en UCI (9,5% vs 1,3%, p<0.001) y más disnea (12.5% vs 3.0%, p<0.001) respecto a los menores de 60 años. También tenían la Tª normal (Tª<37,3ºC) en menos ocasiones que los menores de 60 años (10,2% vs 21,1%) y también por encima de 38ºC con más frecuencia que los menores de 60 años (40,4% vs 29,6%). Es más raro que tengan Rx normal y suelen tener afectación pulmonar extensa (43,3%)(245). Yuan et al (246) recogen 6 casos que inicialmente presentaron PCR negativa y de los cuales, cinco eran pacientes mayores con índice nutricional bajo en la escala GNRI. Se recomienda elaborar estudios más amplios que demuestren dicha asociación.

En España, a fecha de 4 de Abril de 2020, hay registrados 43772 casos hospitalizados por encima de los 60 años (50% del total de casos), con una tasa de letalidad que aumenta proporcionalmente con la edad, 3.8% en el grupo de 60-69 años, 12.7% en el de 70-79 años, 24.2% de 80-89 años, 27.2% en mayores de 90 años, frente al 1.1% del grupo de 50-59 años (247). Causas de infradiagnóstico en esta población son la presencia de síntomas atípicos y falsos negativos en la PCR del aspirado nasofaríngeo, sumado a los brotes en residencias de la tercera edad sin datos epidemiológicos claros. Entre las manifestaciones atípicas prevalentes encontramos: astenia, anorexia, mialgias, cefalea, anosmia, ageusia, náuseas y diarrea y descompensación de enfermedad cardiovascular previa (248).

Dado el límite de los recursos sanitarios y que estos son destinados a pacientes con una mayor probabilidad de beneficio pronóstico es necesario la adecuada valoración de la fragilidad y síndromes geriátricos para la indicación de ingreso hospitalario o la conveniencia de iniciar técnicas invasivas (249).

Aportaciones a la pregunta

Actualizado: 05/04/20