44. ¿Afecta a los ojos el COVID-19?
En un estudio realizado en la Provincia de Hubei, una serie de casos estudió la prevalencia de la infección vírica del COVID-19 y las manifestaciones oculares presentes. De 38 pacientes con infección por COVID-19, 12 pacientes (IC 95%, 17.5-48.7) tuvieron manifestaciones oculares consistentes en: conjuntivitis, incluyendo hiperemia conjuntival, quemosis, epifora o secreciones aumentadas; más frecuente en aquellos con manifestaciones sistémicas graves (recuentos más altos de glóbulos blancos y neutrófilos y mayores niveles de procalcitonina, proteína C reactiva y lactato deshidrogenasa que los pacientes sin síntomas oculares). Además, 11 de 12 pacientes con anormalidades oculares (91.7%; IC 95%, 61.5-99.8) tuvieron resultados positivos para SARS-CoV-2 en la PCR-TR de hisopos nasofaríngeos. De estos, 2 (16,7%) tuvieron resultados positivos para SARS-CoV-2 en PCR-TR tanto de hisopos conjuntivales como nasofaríngeos (90). Se especula que el SARS-CoV-2 puede detectarse en las lágrimas y las secreciones conjuntivales en pacientes con neumonía por coronavirus y con conjuntivitis (8) (91). Como bien se conoce, el hecho de que las membranas mucosas expuestas y los ojos sin protección aumentaron en riesgo de transmisión de SARS-CoV sugiere que la exposición de los ojos sin protección a el COVID-19 podría causar una infección respiratoria (8) de ahí la importancia del uso de gafas protectoras. Se han documentado entidades clínicas tales como conjuntivitis, uveítis anterior, retinitis y neuritis óptica en modelos felinos y murinos (92).
En un estudio de Journal of Mecial Virology de 30 pacientes ingresados por COVID-19 en China, solo uno tenía SARS-CoV-2 en sus secreciones oculares (8). En un estudio más amplio publicado en el New England Journal of Medicine, los investigadores documentaron "congestión conjuntival" en 9 de 1.099 pacientes (0,8%) con COVID-19 confirmado en laboratorio de 30 hospitales de China (93).
Actualizado: 04/04/20
Copiar enlace