133. Recomendaciones básicas para el uso de la vía subcutánea
1. Si no se tiene catéter de vialon, que son los que suelen utilizar los equipos de paliativos a domicilio, se debe emplear una vía subcutánea metálica de las que se utilizan en el CS para hacer extracciones, siendo en ese caso más recomendable su colocación en el brazo, para que le genere menos irritación. En la medida en que se pueda se colocará un apósito transparente para fijar la vía, pues será la forma más sencilla de comprobar que no hay signos inflamatorios alrededor de la vía.
2. Es fundamental adelantarse a los posibles síntomas que puede tener el paciente, por lo que hay que dejar en casa toda la medicación que pueda hacer falta para el control de la disnea, la agitación o la fiebre.
3. Dejaremos una hoja escrita de forma clara con las indicaciones y la dosis de cada fármaco.
4. La forma más ordenada de dejar la medicación es en unos vasos, que rotularemos, poniendo el nombre del fármaco, la indicación y la dosis a poner en un trozo de esparadrapo pegado en el vaso (Ejemplo: Si disnea – Morfina 0,5ml).
5. Se debe permanecer en el domicilio hasta conseguir el control del síntoma, especialmente si se va a inducir una sedación paliativa, para ajustar la dosis de medicación que sea eficaz (Ejemplo: Si el paciente esta en delirium administraremos midazolam 2,5mg y esperaremos unos 20 minutos. Si no es eficaz repetiremos dosis y esperaremos 20 minutos. Si cede el síntoma la dosis que se debe dejar prescrita será 5 mg -la suma de las dos dosis administradas).
6. Hay que insistir a la familia o cuidador principal en la administración a demanda de la medicación en función de los síntomas, haciendo hincapié en la importancia de anotar el número de dosis de cada fármaco que han puesto.
Actualizado: 29/03/20
Copiar enlace